Share

Requisitos para que un proyecto de edificación reciba ayudas públicas

Requisitos para que un proyecto de edificación reciba ayudas públicas

La vivienda tradicionalmente ha sido un sector en el que las distintas Administraciones Públicas han invertido una cantidad importante de dinero, tanto para la nueva construcción como para la rehabilitación o el alquiler. La intervención pública puede ser importante a la hora de llevar a cabo un proyecto de edificación. El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 contempla un amplio abanico de subvenciones. Para ejecutar estos proyectos, va a ser fundamental contar con un profesional de la arquitectura.

 

Subvenciones para impulsar un proyecto de edificación o arquitectura

Los ámbitos de actuación en los que se han centrado las Administraciones Públicas en el Plan Estatal 2018-2021 son los siguientes.

Fomento del alquiler mediante subvenciones

Las Administraciones Públicas pretenden fomentar la construcción de viviendas en alquiler. En este aspecto, el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 establece una serie de subvenciones tanto a particulares como a empresas para levantar viviendas con este destino.

Se pueden distinguir dos opciones; la primera de ellas establece unas ayudas directas de un máximo de 36 750 euros por vivienda con el límite del 50 % del dinero invertido. La segunda opción rebaja la ayuda hasta los 31 550 euros por vivienda, y limita en este caso el 40% de la inversión. Las viviendas construidas tendrán que salir al mercado con unos precios máximos limitados.

Fomento de la mejora en la eficiencia energética y sostenibilidad

El objetivo principal es desarrollar la eficiencia energética y sostenibilidad tanto de viviendas unifamiliares como de edificios.

Los beneficiarios de las ayudas pueden ser propietarios de viviendas, cooperativas, comunidades de propietarios, empresas de servicios energéticos o empresas constructoras. La cuantía de las ayudas no podrá superar el 40 % de la inversión con carácter general, o el 75 % en el caso de que los interesados no superen 3 veces el IPREM.

Si el objeto de la obra es una vivienda unifamiliar, las cuantías que se podrán recibir son 12 000 euros, cantidad que puede incrementarse hasta 18 000€ o 24 000€ para personas con distintos grados de discapacidad. Si el interesado es menor de 35 años y vive en un municipio de menos de 5000 habitantes, verá aumentada la subvención en un 25 %.

Si la actuación va a realizarse sobre un edificio entero, la cuantía será de 8000 euros por vivienda y 80 euros por metro cuadrado en el caso de los locales. Para personas con discapacidad, las cuantías pueden aumentar hasta los 16 000 y 18 000 euros. Los menores de 35 años residentes en localidades de menos de 5000 habitantes verán incrementada la subvención en un 25 %.

Conservación, mejora en la seguridad y accesibilidad de las viviendas

El plan estatal recoge otras subvenciones destinadas a fomentar la conservación, mejorar la seguridad de utilización y la accesibilidad de las viviendas. Pueden optar a estas ayudas los propietarios de viviendas, cooperativas, comunidades de propietarios, empresas constructoras, arrendatarias o concesionarias de edificios o propietarios asociados.

El objetivo es la mejora en viviendas construidas sobre todo antes de 1996.

En los edificios en los que se vayan a acometer estas obras, al menos el 50 % de las viviendas deben estar destinadas a domicilio habitual. Las ayudas no superarán el 40 % de la inversión con carácter general, o el 75% en el caso de que los interesados tengan ingresos inferiores a 3 veces el IPREM, sean mayores de 65 años o personas con discapacidad.

Estas cantidades van a variar, sin superar los límites anteriores, si las obras que se acometen son de conservación o de accesibilidad.

Regeneración y renovación urbana y rural

Otro tipo de actuaciones tienen como objetivo el fomento de la regeneración y renovación urbana y rural. En este caso, se va a favorecer la rehabilitación de edificios y de viviendas individuales. También se fomentará la urbanización de espacios públicos contiguos y la construcción de edificios que sustituyan a otros demolidos.

Los beneficiarios de las ayudas van a ser los impulsores de las obras. Hay una serie de requisitos que van a delimitar estas actuaciones: los trabajos no podrán superar los 5 años, las viviendas tienen que tener una calificación energética B o mayor y la edificabilidad sobre rasante ha de estar destinada a uso residencial al menos en un 70 %.

La cuantía de las ayudas no puede ser superior al 40 % de la inversión, con carácter general, ni el 75 % para mayores de 65 años e inquilinos con ingresos inferiores a 3 veces el IPREM.

 

Es el mejor momento para contratar a un estudio de arquitectura

Las subvenciones públicas suponen un importante estímulo tanto para particulares como empresas. Si tienes algún proyecto de edificación pensado, es el momento de llevarlo a cabo, y para ello es importante contar con los servicios de un arquitecto experimentado. En el estudio de arquitectura E+Arquitectos, vas a encontrar un equipo profesional que te podrá asesorar en todo momento y tendrás todas las facilidades para llevar a cabo tus proyectos.




¿Quieres contactar con nosotros?







Compartir noticia:

Abrir chat